¡Lee!

Si has llegado hasta este sitio buscando ideas o recursos para escribir mejor y aún así a estas alturas tengo que convencerte de que leas, creo que tenemos un problema. Doy por hecho que si quieres escribir es porque, al menos, habrás leído algún libro y encontrado cierto placer en ello (si no, ¿qué sentido tiene?). Sin embargo, no solo quieres leer, sino que buscas que tus lecturas te ayuden a conseguir tu objetivo de escribir mejor.

Dos clases de personas

Hay dos clases de personas: los que leen y los que no. Click Para Twittear

Si no quieres ser como estos, leeEs así de fácil. La lectura nos enriquece, nos aporta nuevas nuevas experiencias y gracias a ello somos más versátiles, más perspicaces, más atrevidos, y nuestras opiniones se apoyan en mejores argumentos. El que ha descubierto todo esto difícilmente vuelve a pasar mucho tiempo alejado de un libro.

Recuerdo aquel maravilloso programa de televisión que alegró los sábados por la mañana de los que fuimos niños durante los años ochenta. «Tienes quince segundos para imaginar», decía. «Si no se te ha ocurrido nada, a lo mejor deberías ver menos la tele». Pero quizás su frase más memorable era «Si no quieres ser como estos, lee». En ese vídeo estaba muy claro: «este lee, este no lee». Y, tú, como espectador, tenías claro de cuál de los dos grupos querías formar parte. No querías ser un borrego.

Ábrete, libro

No te dejes engañar. Hay gente que lee, lo que pasa es que los que no leen son los que aparecen en la tele. Ya no hay programas que te inviten a apagar el televisor. Pero a ti no tengo que convencerte, ¿verdad? A ti te gusta leer, y esa es una de las razones por las que quieres escribir. Sin embargo, sí te gustaría que te ayudara a mejorar como escritor…

Si quieres mejorar tu escritura, lee más. Lee mejor. Click Para Twittear

En esta sección de blog te proporcionaré periódicamente algunas sugerencias de lectura. ¿Qué debes leer? ¿Cuánto? ¿Hay trucos para sacarles más jugo a los libros que lees? ¿Cómo puedes encontrar recomendaciones lectoras? Si quieres que te ayude con estas y otras preguntas, permanece atento. Hasta entonces, ¡felices lecturas!

Deja un comentario