Cómo elegir el narrador que más te conviene

Últimamente, cuando corrijo un manuscrito o realizo un informe de lectura, detecto con mucha frecuencia una mala elección del narrador. En mi opinión, este error se debe a dos motivos: por un lado, la inexperiencia de escritores que aún no tienen una técnica perfeccionada; por otro, que la mayoría de cursos y coaches de escritura actuales enseñan muchos trucos para elaborar complicadas fichas de personaje o entretejer una trama muy compleja, pero en cuanto a la elección del narrador se limitan a hacer un listado de los tipos de narradores y algunas prácticas, pero no otorgan la importancia que merece a una decisión que es crucial para la efectividad del texto. Hoy voy a ayudarte a elegir con criterio cuál es el tipo de narrador que más te conviene.

El narrador que más te conviene

La importancia del narrador

El narrador es, probablemente, el elemento que más determina el éxito de nuestro relato, pues de nada sirven una idea original y unos personajes bien trazados si la voz narrativa carece de potencia. Del mismo modo, un relato aparentemente simple puede convertirse en un texto virtuoso en manos del narrador adecuado.

El narrador es el que nos filtra toda la historia. A través de él conocemos a los personajes, los escenarios, las anécdotas, los giros de la trama… y los impregna siempre de un punto de vista, una perspectiva y un tono en concreto. Por eso, antes de decantarte por un tipo concreto de narrador, debes tener en cuenta cuál es tu objetivo, qué quieres contar, cómo te gustaría hacerlo y qué efecto quieres generar en el lector. No hay una única opción correcta, pero si realizas una buena elección, lograrás que el lector se enganche sin remedio a tu historia.

Ya te hablé en otra ocasión del narrador y otras formas de marcar un punto de vista,  pero me propongo a partir de ahora ayudarte a profundizar en este tema para que seas capaz de tomar una buena decisión. Hoy te explicaré qué aspectos que debes considerar para decidir el mejor tipo de narrador, y en futuras entradas profundizaremos en cada uno de esos tipos para que los conozcas a la perfección.

Qué debes considerar para elegir tu narrador perfecto

Hay cinco aspectos cruciales que debes tener en cuenta para conseguir un narrador convincente:

Perspectiva

¿Desde qué perspectiva nos cuenta la historia el narrador? La respuesta a esta pregunta será la base que orientará a tu narrador.

  • Desde una perspectiva alejada pero que conoce todos los detalles, incluso los que escapan a cualquier observador.
  • Acercándote a todos los personajes de una forma objetiva.
  • Centrando tu atención en un personaje en concreto, sea o no el protagonista.
  • Metiéndote en la piel de ese personaje.

Caracterización

¿Cómo participa el narrador en la historia? ¿Hasta qué punto lo conocemos? ¿Muestra su personalidad, sus gustos y sus opiniones? El grado de caracterización es también un elemento crucial para elegir tu narrador.

Tiempo

¿Cuándo te cuenta el narrador la historia? ¿En el momento en que van sucediendo los acontecimientos, o después de que hayan finalizado? Si es este último caso, ¿cuánto tiempo ha pasado desde que todo terminó? Esto va a determinar en gran medida la personalidad de tu narrador.

Omnisciencia

¿Qué cantidad de información posee y proporciona tu narrador? ¿Lo que cuenta es verosímil? ¿Conoce todo de todos, o tiene un punto de vista parcial? ¿Proporciona sus propias opiniones? Ten cuidado de que no nos cuente demasiado, ya sabes que siempre es preferible mostrar que contar.

Fiabilidad

¿Crees las afirmaciones de tu narrador? ¿Confías en él? ¿Tiene prejuicios? ¿Miente a sus lectores? ¿Juega con ellos? todas estas son cuestiones importantes para definir el caracter de la voz narrativa de tu historia.

En conclusión

Las respuestas a esas cinco cuestiones pueden ayudarte a intuir qué tipo de narrador es el más adecuado para tu historia. En próximas entradas, iremos profundizando en cada tipo de narrador para conocerlos más de cerca. ¡Hasta entonces!

Deja un comentario