Todo lo que debes saber sobre la corrección ortotipográfica

Como ya he explicado en otras ocasiones, la profesión del corrector de textos es bastante desconocida, probablemente porque parte de su tarea es que su trabajo pase desapercibido y solo se note la huella del autor en el texto. Y si pocas personas conocen a qué se dedica en general un corrector, muchas menos sabrían explicar las diferencias entre los dos tipos de correcciones que suele realizar. Hoy te explicaré en qué consiste la corrección ortotipográfica, y espero resolver todas tus dudas.

El tipómetro es una herramienta fundamental para la corrección ortotipográfica

Tres correcciones en una

La corrección ortotipográfica abarca, en realidad, tres dimensiones del texto: su ortografía, su gramática y su ortotipografía propiamente dicha. A menudo esto supone varias lecturas diferentes del texto, pues cada uno de estos campos requiere que se preste atención a elementos distintos dentro del mismo.

Revisión ortográfica

La ortografía es una disciplina normativa y exacta. En español, normalmente uno se basa en las normas que dicta la Real Academia Española en la edición más reciente de su ortografía. Y digo «normalmente» porque, para sorpresa de los que nos dedicamos a esto de forma profesional, cada vez son más las editoriales que te indican «nosotros seguimos a la Real Academia pero no su Ortografía de 2010» o «es que aquí esa norma la aplicamos de esta manera».

La revisión ortográfica del texto comprende la correcta escritura de cada palabra, evitando errores ortográficos en general, vigilando la posible omisión o transposición de caracteres y regulando el uso de la tilde y de los signos de puntuación.

Revisión gramatical

La gramática es también una disciplina normativa, que atiende a las reglas de un idioma en su forma de organizar las palabras en oraciones. Normalmente en este aspecto también se siguen las indicaciones de la Real Academia.

La revisión gramatical se ocupa de posibles incoherencias gramaticales, errores de concordancia, eliminar redundancias y asegurarse de que la función de cada elemento de la oración queda clara y es correcta.

Revisión ortotipográfica

La ortotipografía, sin embargo, es una disciplina práctica, que estudia la aplicación concreta de la ortografía en las obras impresas. No existe una ortotipografía normativa con carácter oficial, aunque suele considerarse de referencia todo lo que ha escrito al respecto José Martínez de Sousa, una gran autoridad en la materia. Pero en muchos casos un texto plantea determinados problemas a nivel ortotipográfico que no tienen una única solución posible, y el corrector debe decidir cuál es la que más conviene, atendiendo a los principios en que se fundamenta la ortotipografía: 

  • Legibilidad: el tamaño de los márgenes, la llamada de las notas o las reglas que afectan a las líneas a final de página (viudas, huérfanas…) y a la división de palabras en varios renglones, por poner algunos ejemplos, afecta mucho más de lo que uno pudiera creer a la facilidad y concentración con que un lector lee el texto.
  • Estética: el texto ha de quedar bello, limpio y con apariencia ordenada.
  • Coherencia: no se deben aplicar normas diferentes en un mismo texto, es necesaria la homogeneidad.
  • Proporcionalidad: este principio atiende a las medidas de los distintos elementos, que ha de servir al contenido y ser coherente. Para juzgar la aplicación de este principio el tipómetro es una herramienta imprescindible.
  • Funcionalidad: es decir, que cada una de las normas que se apliquen en el texto sirvan para una función determinada en beneficio del mismo.

La revisión ortotipográfica abarca muchos elementos diferentes: homogeneización de tipografías, jerarquización de títulos, tamaños y variantes de letra (redonda, cursiva, negrita, mayúscula, versalita, superíndice y subíndice…), particiones de las palabras, espacios en blanco, sangrías, márgenes, columnas y corondeles, utilización de símbolos, distintos niveles de comillas, escritura de fórmulas,  disposición y puntuación de las citas, listas, notas  y referencias bibliográficas y un larguísimo etcétera.

Cuándo es necesaria la corrección ortotipográfica

Este tipo de corrección se realiza solo en textos ya terminados y revisados a nivel de estilo. Se sobreentiende que no se van a realizar modificaciones adicionales al texto tras su corrección, ya que en ese caso podrían surgir nuevos errores o problemas ortotipográficos.

Todos los textos que se van a publicar deberían someterse a este tipo de corrección. En primer lugar, porque nadie está completamente a salvo de cometer una falta de ortografía ocasional o un error mecanográfico. Pero, sobre todo, porque la corrección de los textos a nivel ortotipográfico es algo que solo los profesionales son capaces de aplicar con exactitud, y no es trabajo ni del escritor ni del maquetador resolver los posibles problemas que surgen en este campo.

Un pensamiento en “Todo lo que debes saber sobre la corrección ortotipográfica

  1. Talleres de escritura

    Muy bien explicado.
    Aclarar que la corrección ortotipográfica varía dependiendo del formato (papel, epub, mobi) y por tanto debe hacerse a partir del texto ya maquetado o con indicaciones del tipo de maquetación que se va a realizar.

    Responder

Deja un comentario