7 razones por las que el corrector de Word no es suficiente

Cuando comencé a trabajar como correctora por primera vez, hace ya más de diez años, descubrí que estaba aprendiendo una profesión fascinante, que me encantaba. Lo que no me imaginaba es que a lo largo de los años iba a enfrentarme a menudo con que se pusiera en duda que esa profesión es necesaria. Y una de las opiniones que escucho con más frecuencia es: «¿Pero lo que tú haces no lo hace ya el corrector de Word?». Pues no, ningún corrector de ningún procesador de textos o aplicación informática puede sustituir al trabajo del corrector profesional. ¿Quieres saber por qué? Te doy siete razones.

el corrector de Word no es suficiente

1. El corrector de Word no revisa las reglas de puntuación

Incluso las personas que mejor escriben, con una excelente ortografía, tienen dudas en el empleo de algunos signos de puntuación. ¿Aquí debo poner una coma, o es preferible el punto y coma? ¿Es correcto poner varios signos de exclamación juntos para expresar una gran sorpresa, o es solo una licencia que nos tomamos en el Whatsapp? ¿Cómo se puntúan correctamente los diálogos? En este campo, el corrector del procesador de textos no puede ayudarnos: como mucho, nos advierte de que hemos puesto un signo de apertura y nos falta el de cierre (e incluso esto no lo hace siempre). Si quieres asegurarte de que el texto está bien puntuado, deberás consultar con un profesional.

2. El procesador de textos domina muy pocas reglas gramaticales

No te dejes engañar: aunque el corrector de Word te ofrezca marcar los errores de gramática con un subrayado ondulado verde, Word sabe muy poco de gramática. Las normas de funcionamiento de nuestro idioma son muchas y muy complejas. El lenguaje humano está dotado de tal flexibilidad que hasta hoy es imposible que una máquina sea capaz de comprender todos los giros y posibilidades de un idioma. Por eso, el corrector del ordenador nos marca como incorrectas oraciones que están bien construidas, e ignora otras que no lo están.

3. Un ordenador no distingue entre palabras homófonas ni homógrafas

El corrector de Word se basa en un diccionario  unas reglas de flexión y combinación. No es capaz de distinguir entre dos palabras que suenan igual, pero se escriben diferente (homófonos), ni tampoco entre dos palabras que se escriben igual o casi igual pero tienen significados diferentes (homógrafos), siempre que la categoría gramatical sea la correcta. Para este programa, no hay ningún problema en la oración «Marta se va a cazar con un vestido blanco», cuando cualquier persona (no solo un corrector profesional) sospecharía que hay algo raro en esa oración y acudiría al contexto para comprobar que lo que va a hacer Marta es contraer matrimonio. Tampoco distingue el ordenador entre «Descanso una hora a media mañana» y «Descansó una hora a media mañana». En un mundo en que los teclados tienen la tecla de la b al lado de la de la v, en el que es tan fácil no apretar con suficiente fuerza la tecla de la tilde, ¿te vas a arriesgas a confundir gravar con grabar, pérdida con perdida?

4. Un ordenador tampoco diferencia entre parónimos

Los parónimos son palabras que suenan parecido y que por lo tanto a menudo son fruto de confusión. Muchas personas emplean algún par de parónimos de forma incorrecta. De hecho, es uno de los elementos con los que más trabajamos los correctores. El corrector de Word es incapaz de considerar el contexto de la oración, y por lo tanto no sabrá si la palabra que querías emplear es apertura (acción de abrir) o abertura (hendidura, grieta); costo (gasto) o coste (precio en dinero); espirar (exhalar) o expirar (morir); fragante (perfumado) o flagrante (evidente); infringir (quebrantar) o infligir (imponer un castigo)…

5. El corrector de Word no te advierte de que estás siendo redundante o insultante

Como una máquina no distingue el contexto, se limita a analizar la corrección del mensaje, pero no considera si este es adecuado. Por eso no te advertirá de que te repites en expresiones como «se asomó al exterior de la ventana», «sube arriba» o «ha insistido reiteradamente». Tampoco es capaz el corrector de Word de advertir si una expresión puede resultar discriminatoria, sexista, peyorativa o políticamente incorrecta (por supuesto, tampoco tiene la habilidad de distinguir si es esa precisamente tu intención o se trata de algo involuntario).

6. El diccionario de Word es limitado

El diccionario en que se basa el corrector no contiene todas las palabras del español, ni todas sus posibilidades en cuanto a flexión, derivación, adición de pronombres enclíticos a los verbos… Tampoco reconoce los nombres propios ni muchos gentilicios.

7. El corrector de Word no piensa

Esta es la razón más importante, y la que esencialmente resume todas las demás: el corrector de Word nunca podrá sustituir el trabajo de un corrector profesional porque no es un ser humano, no piensa, y por lo tanto es incapaz de comprender todos los matices de la lengua, de captar la intención comunicativa que hay detrás de nuestro texto, de distinguir la ironía ni de comprobar la coherencia de un escrito.

En conclusión

No pretendo disuadirte de que utilices el corrector de tu procesador de textos. Es una herramienta muy útil, y yo también agradezco mucho su existencia porque soy malísima tecleando (todos somos humanos, ¿no?) y a veces, con el furor de la inspiración, mis dedos se mueven demasiado rápido.

En mi experiencia, el corrector de Word es una ayuda muy valiosa para hacer una primera limpieza del texto, para eliminar los errores más evidentes. Pero cuando queremos que el texto de verdad quede perfecto, debemos consultar con un profesional. ¿O eres de los que cuando les duele el estómago consultan la Wikipedia?

5 pensamientos en “7 razones por las que el corrector de Word no es suficiente

  1. Marta Principe

    Interesante!! pero lo que es mas aun, que el nombre que elegistes para tu empresa, es el nombre de mi primer libro, que aun esta sin editar y que el ejemplo de la frase . Marta se va a cazar………. es mi nombre. que sucede?

    Responder
      1. Marta Principe

        casualidades o causalidades, lindo para escribi al respecto, verdad!!!

        Responder
  2. Alberto

    No entendí la oración: “El corrector de Word se basa en un diccionario unas reglas de flexión y combinación”.

    Responder

Deja un comentario